Naranjas confitadas con Thermomix®

#Confitería y conservas 18 diciembre 2016

Una receta perfecta para éstas fiestas y con nuestro Thermomix® de manera fácil, sana, económica y riquísimas.

 

Naranjas confitadas con Thermomix®

Ingredientes:



  • 600 gr de naranjas

  • 1 cucharada sopera de sal

  • 600 gr de azúcar

  • Agua


Preparación:

  1. Lavar muy bien las naranjas y cortarlas con un cuchillo bien afilado o mandolina en rodajas finas, medio centímetro aproximadamente y colocarlas en el cestillo de forma vertical.

  2. Poner en el vaso 600 gr de agua con la cucharada de sal e introducir el cestillo. Programar 10 minutos en temperatura varoma y velocidad 4, éste proceso tiene como finalidad quitar amargor que pueda tener la cáscara y la médula de las naranjas.  Una vez terminado el tiempo tirar el agua del vaso y  enfriar el cestillo en un bol con agua y hielo esto hará que las naranjas conserven su bonito color.

  3. Poner de nuevo en el vaso 600 gr de agua y 600 gr de azúcar e introducir el cestillo bien escurrido. Programar 30 minutos en temperatura varoma y velocidad 4.  Terminado el tiempo  sacar el cestillo y dejar enfriar 15 minutos.

  4. Poner de nuevo el cestillo en el vaso y repetir 30 minutos en temperatura varoma y velocidad 4.

  5. Extender las rodajas de naranja sobre una rejilla y dejar secar,  si queremos acelerar el proceso del secado se puede introducir en el horno precalentado a 130º, durante 35-40 minutos.


Si no vamos a utilizar toda la naranja confitada en el momento podemos guardar las rodajas en un recipiente hermético cubiertas con el almíbar. También las podemos congelar poniéndolas una encima de otra pero separadas con unos cuadraditos de papel de hornear entre naranja y naranja para que no se peguen entre sí y así poder descongelarlas a medida que las vayamos necesitando.

Esta receta  puede ser útil para el turrón de chocolate y naranja, roscón de Reyes, decoración de bizcochos, platos agridulces e incluso bañándolas parcialmente en chocolate negro fundido como decoración navideña .El almíbar para bañar bizcochos o magdalenas, para pintar tartas de fruta para darles brillo e incluso para añadir a la salsa de un guiso de carne para poner el contrapunto dulzón.

Ya veréis que juego da esta receta tan fácil y tan de siempre.