LIMONCELLO CON Thermomix®

#Bebidas 03 diciembre 2017

¡El limoncello es la bebida italiana por excelencia! ¿A quién no le gusta?


El limoncello, se ha hecho un hueco como uno de los licores preferidos por sus propiedades digestivas después de una comida, o para mejorar el sabor de los postres y ensaladas.


Original de Nápoles,  se obtiene por la maceración en alcohol de limones. Cómo mejor se hace es con limones de Sorrento, un preciosa ciudad costera. 




Lo esencial para preparar el verdadero limocello son los limones, tienen que ser limones de muy buena calidad, nada de limones de supermercado pequeños y piel sin arrugas, tienen que ser limones grandes de piel gruesa.


INGREDIENTES:



  • La piel de 8-10 limones

  • 1 litro de aguardiente

  • 1.500 gr agua

  • 750 gr. Azúcar



PREPARACION:


1.- Limpiar y pelar con un pelador los limones con mucho cuidado de no dejar parte blanca en la piel que vamos a utilizar porque amargaría  y le da mal sabor a la bebida. Es importante que los limones no estén tratados, o sea que sean de tu árbol limonero... o el de tu vecino, de esta forma nos garantizamos pureza en la piel. En caso de ser comprados hay que lavarlos muy bien para que no tenga restos de pesticidas ni química.


Colocamos toda la piel en un frasco de cristal con el alcohol, la medida de alcohol que hay que introducir en el bote es proporcional a la cantidad de piel de limón (ya que depende del tamaño del limón ), el truco está en cubrir el espacio que ocupan las pieles con el alcohol.


Lo cerramos y dejamos durante 15 días, lo mejor es poner una etiqueta en la botella con la fecha o tener una buena memoria para no olvidarlo. Dejarlo en un lugar fresquito, seco y oscuro, teniendo en cuenta que el contenido activo en los principios del limón son fotosensibles y sensible al calor. Es necesario mover el recipiente una vez al día, a ser posible. Al cabo de los 15 días comprobaremos que el alcohol ha quedado amarillo y la piel blanquecina.


2.- Poner en el vaso el litro y medio de agua con el azúcar y programar 30 min/100º/vel.1. Los últimos minutos poner a temperatura varoma para que quede más almíbar y no tan líquido para que no quede muy aguado.


Dejar enfriar .


3.- Colar muy bien el alcohol, apretando para que suelten todo el jugo, que no tenga impurezas ni restos de piel de limón y mesclarlo con el almíbar. Envasar en botellas de 3/4 que sean bien bonitas.


Dejar unos días en el frigorífico.



NOTA:


Se suele utilizar aguardiente de muy alta graduación apto para consumir. Yo utilicé vodka porque es alcohol sin sabor y porque no quería tanta graduación.


El Limoncello una vez terminado, se puede mantener en el congelador, el alcohól y el contenido de azúcar en el interior impiden que se congele.


Espero que os haya gustado, es un proceso fácil pero laborioso. Lo práctico de la receta es que se puede utilizar de la misma forma para hacer variantes del limoncello, utilizando cualquier tipo de cítrico por ejemplo, naranjas en vez de limones, obteniendo Arancello.


Si os animáis, !Estáis a tiempo!


Fabricad vuestro propio limoncello para compartirlo o regalarlo en Navidad.